FEROCES VIKINGOS

Los vikingos regresan a casa tras varios días de saqueos con grandes tesoros. En el pueblo los aldeanos los esperan con entusiasmo, tienen muchas ganas de ver que traen y se preguntan si tendrán suficientes recursos para poder comprarles  parte del botín.

Feroces Vikingos es un juego para niños a partir de 6 años, cuando lo vi, observando la tapa detenidamente no logré deducir de que iba 🤔. En el reverso pude ver que, a parte de contener tesoros 💎💎💎, lo cual encanta a Pol, era un juego de cartas con un gran componente de táctica y un poquito de suerte ☘️, así que me pareció interesante y lo compré.

El objetivo del juego es ser el jugador con el mayor número de tesoros al finalizar la partida.  Para conseguir estos tesoros hay que gestionar correctamente los recursos y no precipitarse, lo cual no siempre es sencillo, ya que a estas edades el “más vale pájaro en mano que ciento volando 💸💸” suele ser muy acertado.

Veamos cuales son los componentes:

  • 3 losetas de barco: azul, rojo y amarillo que son los que traen los tesoros al puerto
  • 1 loseta de aldea 🏘
  • 40 piedras preciosas 💎💎💎
  • 60 cartas de recursos, casco, escudos, espadas y comodín
  • 1 dado

img_0544.jpg

Antes de iniciar la partida se coloca en la mesa la aldea y a continuación los tres barcos, da igual el orden de los mismos.  En cada barco se coloca un tesoro y se reparten a cada jugador 6 cartas, las cartas restantes formarán el mazo de robar.

Por turnos cada jugador tira el dado y se debe ejecutar la acción que muestra:

  • Barco amarillo/azul/rojo: colocar una piedra preciosa en el barco que ha salido en el dado.
  • Barco negro: colocar la piedra preciosa en el barco que se quiera.
  • Carta: Todos los jugadores roban una carta.
  • Aldea:  Si en el dado se muestra una casa, el barco más cercano a la loseta de aldea se acerca al pueblo y descarga la mercancía. El jugador con más cartas del color del barco se llevará el botín.  El jugador que ha tirado el dado es el primero en realizar una oferta en base a las cartas de su mano, pero si no le interesa también puede rechazar el botín. Siguiendo el orden de turno el resto de jugadores pueden elevar la oferta o pasar también. El jugador que haya ofrecido más cartas se lleva el tesoro.

A la hora de pujar por el botín hay que tener en cuenta que solo se puede hacer una vez, es decir una vez que ya has hecho una oferta no se puede modificar.

El barco descargado se colocará al final de la fila y los otros dos avanzarán una posición.

Los jugadores que no han conseguido el botín recuperan sus cartas, el jugador que lo ha conseguido las coloca en la pila de descartes.

Si ningún jugador pujase por el barco, éste se colocaría al final de la fila sin ser descargado, quizás más adelante con un botín mayor sea más tentador 🤑.

La partida acaba cuando ya no se puedan colocar más piedras en los barcos, en este momento se procede al recuento del botín de cada jugador.

Y Pol ¿qué dice?, como suele ocurrir con la mayoría de juegos de Haba le encanta, lo único complicado para él, de momento, es conseguir mantener en la mano todas las cartas sin que se le vean 😂😂😂, así que acabamos jugando al modo “descubierto” haciendo pilas de cada color, resulta un poco más manejable.

Es un juego muy recomendable para practicar la estrategia: no coloques tesoros en los barcos que no puedes comprar 😉.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s